Testimonio del Cardenal Simoni, torturado por su fe

El arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, ha recibido la visita del Cardenal Simoni, de Albania, que estuvo 28 años encarcelado en un campo de trabajo por fidelidad a la Iglesia.

Como leemos en Aciprensa, el Cardenal Dolan explicó que “era un sencillo y trabajador sacerdote en Albania cuando el Papa Pablo VI pidió que las Misas sean ofrecidas por el alma de John F. Kennedy luego de su asesinato. Él ofreció la Misa por Kennedy y lo encerraron”.

En 1944 las autoridades comunistas trataron de eliminar al clero y el cristianismo. Tras siete años de arrestos, torturas y asesinatos, reunieron a los sacerdotes y les ofrecieron dejarlos tranquilos a cambio de distanciarse del Vaticano. Los presbíteros rechazaron la oferta.

Su testimonio es tremendo. El 24 de diciembre de 1963 al concluir la Misa de Vísperas de Navidad, cuatro oficiales le presentaron el decreto para su arresto y fusilamiento. Fue esposado y detenido. En el interrogatorio le dijeron que sería ahorcado como un enemigo porque dijo al pueblo “que moriremos todos por Cristo de ser necesario”.

Las torturas lo dejaron muy mal. Sin embargo, “el Señor quiso que continuara viviendo”, recordó el Cardenal Simoni.

Puedes leer el testimonio completo en este enlace de Aciprensa