Los que hoy tienen que esconderse

Ayer, fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, Monseñor Valenzuela, obispo de la ciudad de Asunción en Paraguay, fue acosado cuando se dirigía a la catedral para celebrar la Santa Misa conmemorativa del aniversario de la ciudad.

Según leemos en el medio digital El Trueno, algunos ciudadanos increparon al prelado por no haberse pronunciado políticamente, considerando así que es cómplice del gobierno.

Si quieres leer esta noticia completa, puedes hacerlo en este enlace de El Trueno