La fe de Lewis Hamilton

Lewis Hamilton, leyenda viva de la Fórmula Uno que tiene acumulados en su haber 5 títulos mundiales y ahora va a por el sexto, no tiene reparos en confesar su fe católica. Una valentía de la que todos deberíamos aprender.

En un artículo publicado por El Debate Hoy, el propio piloto manifiesta que  “lo más importante es mantener los valores y las creencias. Si no, todo eso resultaría insoportable. Creo que mi familia me educó bien y, por tanto, no veo ninguna razón para cambiar. Intento mantener las cosas de mi vida igual que siempre”.

Su fe, que se la debe a sus padres, constituye un pilar fuerte en su vida. En diferentes ocasiones ha dicho que su talento es un don de Dios y que reza a diario. Además, cuando participa en alguna carrera lleva un crucifijo al cuello.

Si quieres leer el artículo completo, entra en este enlace de El Debate de Hoy