Perdí la virginidad a los 15 años

Crystalina Padilla no tenía modelos familiares de amor vivido con unos valores. Su entorno estaba lleno de rupturas matrimoniales. Para ella el amor era algo temporal. Esto unido al ambiente del instituto y entre sus amistades, la llevó a perder la virginidad con tan sólo 15 años. «Me volví parrandera, bebedora, iba a clubes nocturnos, me drogaba, hice de todo… pensé que era divertida, pues era muy atractiva”.

Pero llegó un momento en que se sentía vacía y asqueada. Un día pasó por la puerta de una iglesia, entró  y al pasar el umbral de ingreso, ni siquiera podía ver al Señor de frente. Me sentía muy avergonzada. Pero finalmente tuve el valor de ver a Jesús en la Eucaristía y entre lágrimas, exclamé: «¡Señor, ayúdame… Jesús, ayúdame por favor, en toda mi suciedad, en todo mi asco, Jesús, ayúdame por favor!».

Pero salió corriendo… escucha cómo te lo cuenta ella porque hoy se dedica a dar

En este enlace de Camino Católico puedes leer la noticia completa