El cuerpo no es algo que tengo, sino parte de quien soy: soy cuerpo. Y donde pongo en juego el cuerpo, pongo en juego toda mi realidad personal.

En el canal de YouTube de Ama Fuerte, el sacerdote Daniel Torres Cox, nos lo explica muy bien.

Artículo anterior¿Quieres descansar en el Festival Internacional de Benicasim?
Artículo siguienteEliza Arcaya, una madre coraje