Su novio le disparó a la cara por no abortar

Algunas veces la realidad supera la ficción como en el caso de Naomi Rosado, una adolescente de Florida.

Según leemos en Rescatadores.live, Naomi quedó embarazada de su novio, éste quiso que abortara, pero ella se negó en rotundo y así fue cómo él le disparó confiando en que morirían los dos. Pero gracias a Dios no fue así. Sobrevivieron madre e hijo.

Aunque ella ha perdido un ojo es una madre feliz. Considera a su hijo Landyn, ahora  de ocho meses de edad,  un milagro, y tiene planes de ir a las escuelas para hablar con otros adolescentes sobre la violencia doméstica y el aborto. Su experiencia ha sido terrible porque, entre otras cosas, su novio, con el que vivía, abusó y ejerció violencia sobre de ella en numerosas ocasiones.

Puedes leer la noticia completa en este enlace de Rescacatadores.live