Mons. Berzosa después de estar trabajando unos meses en una parroquia del Arzobispado el Bogotá regresa a España.

Mons. Berzosa, muy amigo de nuestro portal de Internet donde ha escrito varios post, cuenta en este vídeo su historia personal: su vocación, la vida como sacerdote y Obispo. Y, finalmente, su actual dedicación.

 

Artículo anteriorLourdes Pérez encontró a Dios en Medjugorje
Artículo siguienteMaría Gálligo: Si Dios me llama a la vida consagrada no es por mérito propio sino por su misericordia