HmTelevisión, en su programa «Cambio de Agujas», ha entrevistado a la sevillana Lourdes Pérez.

Se formó en “una familia sencilla, trabajadora”. La familia no iba a misa ni a ella le enseñaron a rezar en casa. Recibió el bautizo y celebró la Primera Comunión, pero en casa no hubo más relación con la fe.

Su testimonio es precioso y nos muestra cómo Dios nunca deja de atraernos hacia Él hasta que lo encontramos.

Artículo anterior«Practico el atletismo para la gloria de Dios». Ján Volko
Artículo siguienteMons. Berzosa regresa a España y cuenta su historia personal.