Harvard dice que los niños más felices son los que van a la Iglesia

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, tras 14 años de investigación, han llegado a la conclusión de que la «participación religiosa en la adolescencia (incluida la asistencia a la iglesia, la oración o la meditación) con datos sobre el bienestar psicológico, la salud mental, el comportamiento, la salud física y la formación del carácter como resultado en la adultez».

Suelen ser niños más satisfechos con la vida, procesan mejor las emociones. La conclusión es que los niños que asistieron a reuniones de la iglesia, al menos una vez a la semana, tenían un 18% más de probabilidades de considerarse «felices» a los 20 años, en comparación con aquellos que no tenían esa costumbre. Los mismos niños también estaban aproximadamente un 30% más dispuestos a hacer trabajo voluntario y un 33% menos propensos a consumir drogas cuando lleguen a ser adultos.

Si quieres ampliar esta información puedes hacerlo entrando en Enlace de fe