Una ley de eutanasia la habría matado

Hace unos días saltaba a todos los medios el caso de una paciente que, con una enfermedad neurológica, ingresaba en el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y a la que los médicos le negaban la reanimación, en caso de ser necesaria.

Los familiares tuvieron que recurrir a la justicia para conseguir que el hospital no dejara morir a la paciente. Los tribunales, gracias a Dios, dio la razón a la familia.

Hoy leemos en ABC que María Teresa, que así se llama, ha sido dada de alta y vuelve a su casa junto a los suyos para continuar con su vida rodeada del amor de su familia.

Es terrible comprobar que una persona pueda decidir sobre la dignidad de la vida de otra. ¿Por qué María Teresa merecía morir? ¿Vale su vida menos que la tuya o la mía? Cómo se mide eso ¿por su utilidad? Tremendo. Los partidarios de la eutanasia ya la habrían dejado morir.

Te invito a una reflexión seria sobre este tema.

Puedes ampliar esta noticia accediendo a este enlace de ABC