El cáncer de su hija fortaleció su Fe. Laura García

Laura García perdió a su hija Vicky cuando la niña sólo contaba con 4 añitos a causa de un tumor cerebral. Madre de otros tres hijos, el diagnóstico de la enfermedad fue como un tsunami para todo la familia. Pero fue capaz de reconducir ese dolor y creó la fundación El Sueño de Vicky para ayudar a al investigación de esta enfermedad.

El Debate de Hoy la ha entrevistado y ha dicho cosas preciosas tales como:

«Cuando Vicky enfermó, pensé: ¿por qué, Dios mío, me ha tocado esto?, ¿qué he hecho yo mal en la vida para que me toque esto? Poco a poco fui entendiendo que Dios me daba fuerzas y que si Él había perdido a su hijo en la Cruz, ¿por qué no iba yo a perder a mi hija? Me sentí muy identificada con la Virgen y hablaba muy de tú a tú con ella.

Mi relación con Dios ha cambiado muchísimo, antes lo veía como alguien a quien había que hablarle de usted y ahora le habló de una forma más coloquial. A mí la fe me ha ayudado muchísimo y pensar que Vicky está en el Cielo esperándonos me hace vivir una situación privilegiada porque no tengo miedo a la muerte. Si vivo, genial, porque estoy con mi marido y mis hijos y, si me muero, me voy con Vicky.

Al principio solo le pedía que la curase; cuando avanzó la enfermedad, le pedía que me diera la oportunidad de luchar, que me diera la oportunidad de tener fuerza para no abandonar a mis otros hijos. Mucha gente me decía: ¿por qué no dejas de sonreír? Pero para mí era un regalo ver que cada día mi hija estaba conmigo, para mí no era una tortura el que mi hija estuviera enferma, sino que agradecía por cada día que podía seguir disfrutando de ella.

Todos los días, en vez de pedirle a Dios, le daba las gracias por darme un día más al lado de Vicky y sé que detrás de todas las cosas que hago están mi hija y Dios.

Te recomiendo que leas la entrevista completa en El Debate de Hoy