El cáncer de mi hijo me enseñó a vivir la vida. Maruzzella

José Enrique es un joven granadino que, con tan sólo 17 años, murió a causa de un tumor cerebral.

El Ideal de Granada ha entrevistado a su madre, Maruzzella  . «El tumor de mi hijo no lo podían tocar. Él sabía que tenía un cáncer… Empezó con la quimioterapia el 24 de noviembre de 2014 y murió el 23 de noviembre de 2015. Doce meses de tratamiento…»

Una de las primeras cosas que hizo tras enterrar a su hijo, fue ir al hospital para agradecer todo lo que había hecho por su hijo. ¡Menudo ejemplo de generosidad!

Después de todo lo que ha pasado, ha creado la Ong Relevos Por la Vida Contra el Cáncer Juvenil.  «Vi que mi hijo estaba en la habitación dándole a la cabeza y empecé a llevar el Trivial y otros juegos… Es que se aburrían. Y nos pusimos a ello, a recaudar dinero para comprar juegos, etc. La primera entrega la hemos hecho esta misma semana: consolas, gafas de realidad virtual, tablets…»

Ha recibido la colaboración de algunos establecimientos, pero lo mejor ha sido el donativo de 1.030 euros que les ha hecho un niño que los había recaudado en su Primera Comunión.

Entra en este enlace Ideal y descubre la generosidad y la entrega a los demás forman parte de la felicidad