«Fui confiando y dejándome hacer por Dios». Rafael Pou, LC (32 años)

Lo+RC ha entrevistado a Rafael Pou, un joven de 32 años, Legionario de Cristo, que se va a ordenar diácono en los próximo días, en Barcelona.

Proviene de una familia religiosa, sus padres son LC y le han inculcado la fe. «Recibí la fe de mis padres y abuelos, aprendiendo a tener una relación cercana con Cristo». Para él, esto ha sido fundamental. ¡Qué importante es en este aspecto la familia!

«Cuando recibí la llamada, en un retiro en Sant Juliá, en noviembre de 2004, sentí una gran resistencia interior, y pasé un año muy difícil. Era incapaz de imaginarme feliz como sacerdote, lo veía como hacerse un “harakiri” existencial. Y sin embargo, en la medida que fui confiando y dejándole hacer a Dios, no queriendo controlarlo todo, me fue llenando una gran paz y una gran ilusión por mi vocación legionaria. Fue como un ir dando pasos poco a poco en la oscuridad, hasta experimentar una alegría inmensa al entrar en el noviciado, y la certeza de haber sido creado para esto.

Luego he tenido momentos de dificultad y de lucha en mi vida, pero esa alegría estable como telón de fondo nunca me ha abandonado». Tiene la certeza de que la llamada es de Dios y ha respondido a ella, por eso es inmensamente feliz.
Te recomiendo que leas la entrevista completa a Rafael en este enlace de Lo+RC