¿Es suficiente pedir perdón?

Ante situaciones como las que leemos hoy en Mundodiario ¿Qué hacemos?

Los pregoneros de la fiesta del orgullo gay de Sevilla irán vestidos de santa Justa y santa Rufina, patronas de la ciudad. Se trata de dos actores que, ante la escasa repercusión que está teniendo una obra de teatro que tienen en cartelera en distintas ciudades, en las que representan a las santas, han pensado que lo mejor era provocar como forma de hacerse propaganda y atraer público.

María Fidalgo, académica de la historia y residente en Sevilla, ha manifestado que «Santa Justa y Rufina son iconos cristianos de la ciudad, representadas por Murillo o Goya. Los agravios y la impunidad ante las ofensas a la Iglesia Católica son recurrentes en estos años y en distintos ámbitos como el Año de Murillo. Escarnios de todo tipo a los símbolos sagrados, enmascarados en una libertad de expresión, que curiosamente nunca utiliza otra religión para ello».

Ante estas situaciones tenemos que desagraviar, pedir perdón a Dios por los que lo están ofendiendo, pero ¿Sólo eso? ¿Es suficiente pedir perdón? ¿O crees que tendríamos que hacer algo más?

Si quieres saber más sobre este ignominioso suceso, puedes hacerlo en este enlace de Mundodiario