Testimonio de Miss Pennsylvania fruto de una violación

Valerie Gatto fue Miss Pennsylvania y su testimonio ha dado la vuelta al mundo. Como ella ha explicado, y leemos en Cope, fue fruto de una violación y a pesar de ello da gracias a Dios por estar aquí.

Su madre, cuando fue violada, se planteó darla en adopción, pero al final no fue capaz y continuó con su niña pensando que Dios se la había dado por algo. Valerie nació en una familia cristiana. Por ello, al ser educada en la fe, aprendió a superar las adversidades: “Saber cómo fui concebida no me impidió crecer. De hecho, el sacrificio de mi madre me fortaleció”, explicó.

Siguiendo el ejemplo de su madre, desde pequeña siempre quiso ayudar a los demás.  “He crecido en una comunidad cristiana, y he visto a mi madre ayudar a los más necesitados… no importa lo poco que tengas, lo que que importa es dar lo que has recibido”, explicó Valerie, cuya madre colaboraba como voluntaria habitualmente en la parroquia.

«Dios me puso aquí por una razón… inspirar a la gente, alentarlos, darles esperanza de que todo es posible y no puedes dejar que tus circunstancias definan tu vida»

En este enlace de Cope puedes leer este testimonio completo que es una gran ejemplo a seguir