La alegría de las Ordenaciones sacerdotales

Los jesuitas y toda la Iglesia estamos de enhorabuena por las ordenaciones sacerdotales de dos de sus miembros.

Conviene recordar que es ministerio sacerdotal “requiere ‘habilidades’ en la escucha, en la conversación, en el mensaje público…”, también pide “corazón” para la compasión”, pero se “funda en la donación de Jesús para los demás” y por tanto “No se trata de un honor. Tampoco del resultado de un conjunto de virtudes. En cada ordenación, se celebra la posibilidad de hacer presente a Dios, desde lo que cada uno es y tiene, para la Iglesia y para el mundo”.

La ceremonia fue presidida por el Arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro, que les invitó a: afianzar su vida en una única seguridad, la de Jesucristo; a iniciar un camino para anunciarle en medio del mundo y en ser siempre testigos de la Misión. “Es importante que tengamos en nuestras vidas esta seguridad de Cristo, como fundamento que nos da el Señor”. Este conocimiento que nos regala el Señor, su espíritu de sabiduría os hará “no tener miedo a salir al camino”.

Vamos a encomendar a estos y a todos los sacerdote para que sean muy santos.

En este enlace de Sj Madrid, puedes leer más sobre estas ordenaciones sacerdotales