Como bien dice el Juez de menores D. Emilio Calatayud, en el Ideal de Granada, se habla poco de las buenas noticias, que las hay, y ésta es una de ellas.

Un niño de 9 años, que vive en Granada, ha donado 1.030 euros que recaudó en su Primera Comunión a una asociación de lucha contra el cáncer juvenil llamada Relevos por la Vida.

Podía haberse comprado cualquier capricho que es lo más normal a esa edad, pero él pensó que tenía de todo y quería ayudar a otras personas necesitadas.

«Cuando hablamos de valores nos referimos a casos como este. Gracias a Iñaki, que así se llama el donante, y a su familia por su hermoso gesto. Y nada, que si imitamos a Iñaki el mundo será mejor de lo que es».

En este enlace del diario Ideal puedes leer este artículo completo.

 

Artículo anteriorUna Palabra sobre el Paráclito
Artículo siguienteGracias Michael por enseñarnos el valor de una Misa.