Los valores se descubren en la familia

Publica ABC un artículo muy interesante sobre la función de la familia en la educación  en valores.

Explica que hay ciertos valores como el amor incondicional, la bondad, el afecto, la honestidad, la justicia, la solidaridad, el respeto o la tolerancia que son necesarios para ser felices. Y que éstos se aprenden fundamentalmente dentro de la familia. El colegio también tiene una función importante, pero en el hogar es donde se viven y se integran.

«Los padres deben saber que en la primera infancia los niños imitan todo, por lo que es muy importante ser coherentes a la hora de dar testimonio. Los valores no se enseñan. Los valores los descubren los hijos a través del ejemplo de los padres».

La familia, «es núcleo de la sociedad donde se educan por contagio a todos los que la integran.

Hoy por hoy lo principal sería «educar en el respeto al prójimo, llevado a todos los niveles». «Yo diría que todos son importantes», apunta por su parte Victoria Camps, catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Bellaterra. Autora del libro «Qué hay que enseñar a nuestros hijos», Camps concluye que «el buen humor, la generosidad, la autoestima… son conceptos encadenados que se van complementado, y cuyo conjunto explica qué es eso de la felicidad».

El artículo completo puedes leerlo en este enlace de ABC