Ginecólogo argentino es condenado por salvar la vida de una madre y su bebé

Estos días hemos oído la noticia de que el ginecólogo argentino, Leandro Rodríguez Lastra, ha sido condenado por no practicar el aborto a una joven de 19 años que acudió al hospital donde él trabajaba.

Pero lo que no se ha dicho con claridad es cómo sucedieron los hechos. La joven embarazada acudió al hospital con mucha fiebre u al borde de la muerte, a consecuencia de unas pastillas que ilegalmente le había suministrado un colectivo abortista. Pero las pastillas no consiguieron provocar aborto.

El médico, cuando consiguió estabilizar a la joven, habló con ella y estuvieron de acuerdo en esperar a la semana 35 de gestación para provocar el parto y posteriormente dar el niño en adopción.

Hoy el niño tiene 2 años y vive con sus padres adoptivos. Hasta ahí todo correcto. Pero he aquí que una diputada abortista, conociendo el caso, presentó una denuncia contra el médico, por no haber practicado el aborto. ¿Hasta dónde pueden llegar las cosas que, estando la madre conforme con darlo en adopción, la justicia penaliza al médico?

En este vídeo podemos oír las declaraciones de su abogado tras conocer la sentencia condenatoria.

Vídeo publicado en el canal de YouTube por #NadieMenos