Después que sale Judas del Cenáculo, Jesús anuncia que se acerca el momento. Sin embargo antes de marchar quiere transmitirles algo: un mandamiento nuevo.

Sin embargo, lo interesante es el final del del evangelio de ayer: la señal por la que os conocerán todos que sois mis discípulos es cómo os amáis unos a otros.

Artículo anteriorContra la homofobia
Artículo siguienteEl Papa pide un aplauso para la beata Guadalupe