Una Palabra de Verdad, tu Camino, tu Vida

«YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA. Nadie va al Padre, sino por mí»
Señor, que sepa agradecer tus dones. Son infinitos, delicados, gratuitos. Además, hoy me muestras la solución, el sentido. Hoy, me regalas el mapa a la Felicidad, a la santidad, al Reino de Dios.
El mapa eres Tú, Tú eres el Camino. También meditaré que Tú eres la Vida. Y, además, Tú eres la única Verdad. La Gran Verdad.
Señor, que no me deje llevar por ideologías, movimientos, pensamientos, pseudopolíticos… Tú eres la Verdad. Tú eres la Vida. Puedo tener afinidades, pero en cuanto a absolutos, ni Derecha, ni Izquierda: el Cielo.