Isaac García, músico, vivía de espaldas a Dios hasta que Él le tocó

Al llegar la adolescencia, Isaac García Cebrián se volcó apasionadamente en la música, dejando de lado a Dios. Pero la música no llenaba la sed de verdad de su corazón. Una fuerte crisis existencial le llevó al lecho de un hospital. Y fue en el hospital donde el Señor le salió al encuentro.

El propio Isaac te lo explica en el programa Cambio de Agujas de HM Televisión

“Y, de repente, yo dije: «Bueno, lo único que me queda es rezar… Entonces recé, casi por instinto, sin pensar mucho por qué lo estaba haciendo, pero recé. Como si mi alma supiera lo que tenía que hacer sin que yo lo entendiera. Y, al rato, en ese instante de estar observando aquello, de repente tuve una sensación de paz física, o sea fue como si me tiraran un cubo de agua por la cabeza desde arriba. Lo noté caer físicamente sobre mí, pero era paz, y era tranquilidad. Y en ese momento yo me convertí. Pasé de no creer en Dios, o de olvidarme de Dios, o cuestionarme a Dios. En un segundo, en menos de un segundo saber que Dios existe, que me ha tocado, que ha hecho algo en mí. Me cambió el corazón, me lo transformó en menos de un segundo. Y yo me hice creyente ahí”.