Estaba llena de vicios y adicciones pero Ella, en Medjugorge, me curó. Alejandra Sánchez

Alejandra es una joven chilena que vivió un infierno de adicciones y depresiones que ha querido dar su testimonio, de cómo la Virgen le sacó del pozo, en la web de Centro Medjugorje.

En 2017 atravesó una etapa  en la que nada le satisfacía, odiaba su propia vida sin saber por qué. Esto le llevó a «vicios y adicciones de todo tipo: hombres, cannabis, amistades toxicas y principalmente, alcohol, lo que me tenían irritable a ratos, sin paciencia y con un estado anímico muy bajo», explica.

«Llevaba poco más de 3 años viviendo un infierno que yo misma me construí por intentar ser alguien que no era yo y satisfacer a mi entorno a través del “Ego del Rock Star” y su falsa felicidad, muy aprobada y venerada por nuestra sociedad».

Acabó teniendo una gran depresión con su correspondiente tratamiento. Mejoró, pero volvió a caer en lo mismo. «Un día mi madre me dice “hija, tú estás enferma del alma, ¿te gustaría ir a Medjugorje donde se aparece la Virgen?”»

Allí conoció a otros peregrinos y una española, a la que le había contado su situación le recomendó: “Alejandra, el día de la aparición pon en tus manos todos tus problemas y aquello que te hace infeliz, y entrégaselos a la Virgen para que se los lleve”. Así lo hizo empezó a sentir una paz y una alegría interior que no había experimentado antes. A partir de ahí, durante su estancia su corazón y su ánimo iban in crescendo, hasta plantearse quedarse a vivir.

A su regreso a Chile «ya nada sería lo mismo, pues Ella me dio las mas valiosas herramientas e instrumentos para amarme a mi misma y a mi entorno, cultivar la espiritualidad, ver con los ojos de Dios y lo mas importante, encendió nuevamente la llama de mi FE extinta».

Te recomiendo que leas el testimonio completo entrando en este enlace de Centro Medjugorje.