«Se nos sigue yendo la pinza con las comuniones»

Estamos en tiempo de Primeras Comuniones y, una vez más, el juez de menores Emilio Calatayud, nos recuerda, con las formas que le caracterizan, que no se trata ni de la gala de los Óscar ni una película de Disney.

La realidad es que es una pena que, con tamañas celebraciones y regalos, los niños pierden el sentido de lo que realmente están celebrando, y es que se hacen uno con Cristo al recibirlo realmente en la Hostia Consagrada.

Como bien dice el juez, «volvamos a una comida familiar y a regalar un relojito. Y lo que sobre, lo donamos a Cáritas o a la oenegé que queráis, que falta les hace».

«Y, por supuesto,  el regalo estrella no puede ser el móvil con conexión a Internet»

Te recomiendo que leas el mensaje íntegro que nos transmite el juez Calatayud, entrando en este enlace del periódico Ideal