Superviviente de Hiroshima entrega una vela de la paz al Papa Francisco

Podemos leer en Rome Reports cómo Setsuko Thurlow, superviviente de la bomba atómica de Hiroshima, se dirige al Papa Francisco en una de las audiencias generales. Tenía 13 años, y trabajaba para el ejército, cuando Estados Unidos lanzó la bomba atómica de uranio sobre Hiroshima. Era el año 1945. Aún hoy recuerda lo que vivió en aquellas horas.

Vivió el horror de los horrores: “Vi seres humanos en llamas, eran irreconocibles. Tenían el pelo levantado, les faltaban partes del cuerpo, algunas personas llevaban sus propios ojos en las manos”. “La ciudad se quedó en silencio. Era una ciudad de muerte, la gente se arrastraba, susurraba, pedía agua”.

En este enlace de Rome Reports puedes leer esta noticia completa