Sacerdote y astrofísico: «A Dios lo he encontrado en el corazón»

D. josé María Hevia, además de ser canónigo de la Catedral de Oviedo, es astrofísico que entre sus trabajos se encuentra el descubrimiento de la galaxia SMNR 1050 en el año 2000.

El Comercio lo ha entrevistado y ha dicho expresamente que se puede conjugar el ser teólogo con ser científico. «Copérnico fue canónigo, Lemaître (el primero en proponer la teoría de la expansión del universo) fue canónigo, el obispo de Dublín es astrónomo. Son solo unos ejemplos. Sí es cierto que en la Iglesia abundan más los humanistas que los científicos, pero es común. En el primer curso del Seminario hay una asignatura de Cosmología, la que yo imparto».

Sobre si preocupa a la Iglesia los avances científicos: «El avance de la ciencia no preocupa a la Iglesia. Otra cosa es el avance de la técnica. Y es que en muchas ocasiones la aplicación de las novedades científicas es antihumana. La clonación de ser humanos o la industria armamentística valen de ejemplo».

¿Ha encontrado a Dios en las estrellas? -No, lo he encontrado en el corazón. Y si alguien afirma haberlo encontrado, en ese Dios yo no creeré. El Dios en el que yo creo me llama Chema. Es cierto que muchas veces rezo un salmo ante la grandiosidad del cosmos. Pero si yo soy capaz de deducir a Dios, deja de serlo.

Te recomiendo que leas esta entrevista completa entrando en este enlace de El Comercio, porque es muy interesante