Leemos en Gadium Press que L’Osservatore Romano ha publicado los datos estadísticos sobre la Iglesia Católica en todo el mundo.

En primer lugar una buena noticia: desde 2010 a 2017, ha aumentado un 9,8 % el número de católicos en el mundo. Esto nos tiene que motivar para seguir llevando a Cristo a todos los rincones de la Tierra.

En este espacio de tiempo, África, donde viven 17,8% de los católicos de todo el mundo, fue el continente en el cual el número de bautizados más creció.

El Continente europeo registró un aumento ligero de 0,3% fieles, acogiendo hoy cerca de 22% de la población católica mundial.

El número de sacerdotes ha crecido ligeramente, aunque cada vez hay menos seminaristas. Y el peor dato es el de las religiosas que ha descendido un 10 %.

Seguimos trabajando por el Reino de Cristo. No desfallezcamos y vamos a acercar más almas a Dios.

Si quieres ampliar esta información puedes hacerlo en este enlace de Gaudium Press

Artículo anteriorUna Palabra Tuya para renacer
Artículo siguienteLa fe de Nicole Kidman