El valor de lo sencillo

A todos nos gusta las cosas sencillas como un abrazo, un gracias o un simple «cuídate». Hay que poner de moda la sencillez porque las personas sencillas son mucho más atractivas que las complicadas.

Un artículo de La Mente es Maravillosa nos habla sobre este tema. «Me gusta el olor de la gente sencilla, es la fragancia del respeto, de un «buenos días» con una gran sonrisa, de un «cuídate» con inmensa sinceridad…No hay falsedad en sus hermosas miradas ni aún menos en sus almas».

En el sector del marketing y la publicidad se ha puesto de moda la sencillez. Quién no recuerda el anuncio BMW que decía: «Te gusta conducir?»

Algo que deberíamos tener muy en cuenta es que las cosas grandes ocurren cuando se hacen bien las pequeñas, y para ello, nada mejor que practicar el arte de la sencillez en nuestros actos cotidianos.

Te recomiendo que leas el artículo completo en este enlace de La mente es maravillosa