Juventud Misionera ayuda a párrocos rurales en Semana Santa

Es un orgullo poder contar con jóvenes comprometidos con la Iglesia y que estos días, en lugar de irse de vacaciones con sus familias o amigos, deciden dar su tiempo para los que lo necesitan.

Como cada año, llegan a Huesca jóvenes de Juventud Misionera, adolescentes de 14 a 16 años de toda España, que quieren conocer más a Dios y a la Iglesia sirviendo y ayudando a los párrocos, sobre todo de zonas rurales y con mucha carga de trabajo en el momento litúrgico más importante del año.

Las misiones aportan a los jóvenes una experiencia evangelizadora, “pero también se quiere que sea una experiencia real e íntima de Cristo en sus vidas, que les toque el corazón ese que muere y resucita, y que es quien les ha traído a esta misión concreta estos días”, cuenta De la Barreda.

Vamos a rezar por estos jóvenes para que decidan su futuro con generosidad y según la llamada de Dios a cada uno.

Esta noticia que publica El Heraldo puedes leerla completa en el enlace