En la Cañada está la Iglesia

Muchos hablan de los pobres, pero la mayoría todavía no han ido a verlos. En cambio. la Iglesia, tan maltratada por muchos, sí está entre los que nadie visita.

Cañada Real es una zona chabolista de Madrid dónde viven muchas familias en situaciones de extrema pobreza. Por allí corretean muchos niños que no tiene fácil poder estudiar, por eso, desde hace 7 años, Cáritas hace con ellos una labor extraordinaria. Ha puesto en marcha unas aulas de refuerzo con el fin de que los escolares de Primaria y de ESO acudiesen por las tardes a clase, pero también a jugar, a merendar y a ducharse si así lo necesitan.

Para acudir a estas clases es necesario cumplir dos requisitos: que el niño esté escolarizado y que sus padres acudan a la escuela de familias. Es necesaria la implicación de los padres para el éxito de esta iniciativa. De esta manera trabajan con toda la familia.De esta forma, las madres acuden por las mañanas a talleres de alfabetización, costura, cuidado personal y, sobre todo, de habilidades sociales. También les ayudan a resolver los conflictos entre ellos o a reparar los libros que se rompan en un taller en el «hospital de libros».

Cada tarde una madre acude para ejercer de profesora ayudada por dos voluntarios. Empecé hace tres años y, enseguida, me enganché. Es de lo más gratificante. Lo que más necesitan estos niños es cariño», relata uno de los voluntarios.

En este enlace de El Mundo tienes acceso a la gran labor que está realizando Ca´ritas diocesana de Madrid con estas familias