Se puede hacer mucho con 18 años. Gracias, Rocío

«Tengo 21 años. Soy barcelonesa. Tengo novio y vivo con mis padres. Estudié canto en el Liceu y estudio periodismo en Blanquerna. Valoro que los políticos sean y demuestren con los hechos que son transparentes y que dicen la verdad. Soy cristiana y católica, creo en Dios y en Jesucristo». Así se presenta Rocío Soler, una joven que a sus 18 años se puso en marcha para ayudar a los más desfavorecidos.

En una entrevista que ha concedido a La Vanguardia explica cómo su madre, en una época de su vida en que tenía miedo al fracaso, un día le dijo: “Ahora es el momento en el que tienes que hacer algo por los demás”. Me pareció una locura porque yo estaba fatal, pero insistió: “Ves a conocer realidades verdaderamente difíciles”.

Ahí comenzó todo: voluntariado en un hospital oncológico pediátrico que le llevó a organizar un concierto, porque ella canta, para recaudar fondos; viaje a Mozambique y más conciertos.

Gracias a su tesón y esfuerzo, no desprovisto de muchas dificultades, ha organizado varios conciertos benéficos y ayudado en proyectos sociales.

Aquí la puedes oír en un concierto solidario, publicado en su canal de YouTube

Te invito a que leas la entrevista de la La Vanguardia y conozcas mejor a Rocío Soler