La fe del juez de menores Emilio Calatayud

El juez de menores, Emilio Calatayud, es muy conocido por todos a causa de sus sentencias ejemplares llenas de sentido común y por su lucha contra el sistema educativo y la permisividad de muchos padres en la educación de los hijos.

Lo que tal vez sea menos conocida es su fe. Es un católico y lo vive con coherencia. Defiende a la Iglesia en estos momentos tan turbulentos y alza la voz denunciando el interés institucional en cargarse a la familia. «Se busca deshumanizar las relaciones y derribar cualquier institución que huela a católico. Nos dicen que los hijos son de la sociedad, de la tribu, pero no es verdad. Es como el tema del aborto”

Yendo a un aspecto más personal de su fe, Emilio Calatayud confiesa que reza todos los días. “Al morir mi mujer, el cura que celebró el funeral, al que conozco desde hace mucho, dijo: «si Dios no existiera, la vida sería una faena muy gorda. Pero Dios existe. Por eso rezo”, afirma.

Da gracias a Dios porque a pesar de tanto sufrimiento, la fe le ha ayudado a ser feliz.

En este enlace de Religión en Libertad puedes leer el resto de este artículo y conocer mejor a este singular juez