Carta a D. Juan Antonio Gil Tamayo.

El sacerdote español, D. Juan Antonio Gil Tamayo, hermano del que fue portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha fallecido recientemente habiendo dejado una huella indeleble en el corazón de los que le conocían. Fue maestro muy querido formando seminaristas en el Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa y en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

El Pbro. Marvin Leonel, en su blog Homenajes, escribe una semblanza de este sacerdote en forma de carta dirigida a él:

«Uno de los rasgos más notables en la vida de Don Juan fue la del hombre de Dios feliz. Su carcajada tan peculiar y al que nos familiarizamos durante esos años fue la consecuencia de su entrega en su vocación»

«Que gratificantes experiencias compartimos cuando nos acompañaste al “Centro de Apoyo a Deficientes Profundos Juan Pablo”, en Fátima. Que bien lo pasábamos a tu lado, que tertulias tan animadas armábamos luego del voluntariado. Podemos decir que fuiste un sacerdote que convirtió lo ordinario en extraordinario».

«Aún conservo un email cuando era diácono y le contaba mis inicios en esos menesteres. Lo transcribo porque sé que a varios les resultará muy cercana y familiar sus palabras: “Me alegra también muchísimo esa pastoral que estás haciendo… Debe ser para ti la mejor manera de calentar motores para recibir ese don maravilloso del sacerdocio: pídelo cada día y sobre todo disponerte con un corazón de pastor, sacrificado, eucarístico y muy mariano”.

«Fuiste un gran regalo de Dios para los que te conocimos y llegamos a quererte. Cuando me enteré de tu partida, no sabía si rezar un responso o ponerme bajo tu protección. El orfebre es quien labra objetos, ya sean adornos o utensilios. Ese fue la misión de Don Juan Antonio en Bidasoa, y le estamos agradecidos por todo lo que hizo en nuestra formación. Desde la eternidad no dejes de bendecirnos y sonreírnos pues ese fue el testimonio que nos dejaste: “Servite Domine in laetitia” – ¡Serviré a Dios con alegría¡»

Te recomiendo que leas toda la carta en este enlace de Homenajes