Con tristeza informa el Arzobispado de Madrid que, hoy 8 de marzo día internacional de la mujer, han aparecido varios templos con pintadas ofensivas a la fe en sus fachadas.

El arzobispado ha manifestado su dolor y su repulsa a todo este tipo de actos que rompen la convivencia. Precisamente en un día en que debería denunciarse todo tipo de violencia y discriminación, recuerda que la verdadera igualdad nace del respeto a toda persona y sus creencias.

Y realmente, como dice el título, no somos todas.

También puedes leer esta información en este enlace de Arzobispado de Madrid

Artículo anteriorHomilía del miércoles de ceniza del Papa Francisco
Artículo siguienteEl Papa que escribió a las mujeres