La religiosa Bernadette Moriau fue curada milagrosamente tras una visita al santuario dedla Virgen de Lourdes. Ella misma cuenta su asombrosa historia en un libro «Mi vida es un milagro».

Después de 42 años con una enfermedad degenerativa e incurable y paralizante, sintió que podía caminar de nuevo.

En este vídeo, publicado por Rome Reports, ella misma te lo cuenta

Artículo anteriorEsta es mi locura, el seminario a los 18 años. Ignacio Ozores
Artículo siguienteLa opinión de los obispos acerca de la construcción del muro