Con 108 años sigue ayudando a los demás

Ayudar «siempre es algo bueno» como dice Lulú Silva, una pontevedresa que a sus 108 años colabora, haciendo calceta, con la asociación Red Madre.

El Faro de Vigo la entrevistado y dice que cuando escuchó hablar por primera vez de la asociación Red Madre, de apoyo a mujeres embarazadas y madres recientes en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social, quiso colaborar haciendo ropita para bebé.

Aunque cada vez calceta menos, ahora mismo está con unos patucos. «Ayudar le gusta a cualquiera. Siempre es algo bueno», manifiesta.

Ha cambiado la iglesia de San Francisco por la de San Bartolomé, que le queda mucho más cerca de su casa. Utiliza un bastón y, si es necesario, una silla de ruedas. Como tiene un supermercado a pocos metros de su vivienda, también va con frecuencia a hacer la compra de artículos de poco peso.

¡Un aplauso a esta joven de espíritu!

El artículo completo puedes leerlo en este enlace de El Faro de Vigo