Mira este pequeñajo panameño cómo recita una oración a la Santísima Virgen en pleno metro, con ocasión dela JMJ que ha tenido por lema: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».

¡Qué lección de amor y audacia! Y es que hay que ser como niños.

 

 

Artículo anteriorEvangelio de hoy en 1 min.
Artículo siguienteDesnudando la Pornografía