El evangelio de ayer domingo nos cuenta la experiencia de Jesús que ha tenido San Lucas. Una experiencia vital y personal. Ese acontecimiento nos enfrenta a cada uno de nosotros a una gran pregunta: ¿Cuál es mi experiencia de Jesús?

Los relatos evangélicos nos cuentan la predicación del Señor pero también esos encuentros personales con Zaqueo, Nicodemo o la Samaritana y en cada uno de ellos Dios se revela de forma singular, como lo quiere hacer con cada uno de nosotros.

Artículo anteriorLa primeras palabras del párroco de Totalán
Artículo siguienteUn niña hondureña le canta al Papa