Amar a los padres no está reñido con entregar la vida a Dios. Algunos se piensan que están dispensados del cuarto Mandamiento, en lugar de darse cuenta de que deberían dar ejemplo de amor y dedicación a sus padres.

Escucha lo que el padre Antonio María Domenech tiene que decirte

 

Artículo anterior13 reasons why
Artículo siguiente¡La Virgen de Fátima ya ha llegado!