El evangelio de ayer nos muestra uno de los Misterios de Luz. Son muchísimas las enseñanzas que podemos sacar leyendo despacio las Bodas de Cana. Una de ellas es el gran papel de María.

Su intervención logra, con audacia, el primer Milagro de Jesús.
Artículo anteriorLo hemos logrado. Oración
Artículo siguiente¡Ya tenemos el programa oficial de la JMJ!