¿Te has dejado el Rosario en casa?

Fijaos qué ingenio hemos encontrado, en el blog Pastores según mi corazón, para rezar el Rosario cuando te lo has dejado en casa y, a lo mejor, tienes las manos ocupadas para llevar las cuentas.

La parte primera del Rosario, a nadie se le olvida, pero cuando vamos a los misterios con sus 50 Ave Marías, como que sin “bolilas” nos liamos y nos podemos equivocar -que no pasa nada…- Solución:

Después del Misterio del día y Padre Nuestro, viene el invento. Imaginaros a Cristo en la Cruz, primero “limpio” sin nada que Le duela:

La cabeza de Cristo, primer Ave María; el Cuerpo, 2º Ave María; las Piernas, 3º  Ave María; Brazo derecho, 4º Ave maría; Brazo izquierdo, 5º Ave María. Ya tenemos 5.

Ahora empezamos a repetir su Cuerpo pero con “los sufrientes”:

La Corona de espinas, 6º Ave María; la Llaga del pecho, 7º Ave María; el Clavo de los Pies, 8º Ave María; el Clavo del Brazo derecho, 9º Ave María; el Clavo del Brazo izquierdo, 10º Ave María y, ya están los 10. Después el Gloria y Letanía a la Virgen en cada tramo del nuevo misterio.

¿No os parece una buenísima idea? Este sistema también nos puede ayudar a vivir mejor el Rosario. Entre en el enlace del blog y lee la entrada completa.