De piloto de helicóptero a sacerdote

Daniele tiene 48 años y lleva tan solo un año como párroco en Arezzo, una localidad italiana al este de la Toscana. Pero antes de ser sacerdote tuvo una vida trepidante.

Así podemos leer en Cope cómo a los 19 años entró en el ejército en Italia y ya, entonces, se hacía preguntas sobre Dios, incluso llegó a plantearse ser sacerdote. Dejó a su novia y, cuando estaba a punto de entrar en el seminario, fue admitido como piloto de helicóptero y decidió cumplir su sueño de volar.

Estuvo en diferentes lugares de conflicto, entre ellos Irak, pero la llamada del Señor continuaba. Comenzó a hacer oración con más asiduidad con un compañero. «La oración me dio mucha paz y, a veces, se me unía un cabo», dice Don Daniele.

«Mi vida era hermosa, pero los momentos de verdadera paz los experimenté solo cuando estaba con el Señor. Entonces me rendí y entré de nuevo en el seminario» . Esta vez, lo consiguió y «ahora aquí estoy».

En este enlace de Cope conocer más ampliamente la historia de este sacerdote italiano