Una niña nos puede dar una gran lección a los adultos como ocurre en este caso que publica Aciprensa. Y es que últimamente parece que está ausente el sentido común en algunos ámbitos de la sociedad.

Una maestra italiana intentó quitar el nombre de “Jesús” de una popular canción de Navidad para evitar ofender a los alumnos no católicos, pero una de las niñas de su clase se rebeló, recolectó firmas entre sus compañeros y finalmente ganó (Ya siento el spoiler).

Tras la recolección de firmas organizada por su hija, dijo, “los maestros finalmente se dieron por vencidos y acordaron mantener el verso sobre Jesús. La canción se ofrecerá en su totalidad en el espectáculo de Navidad”.

Entre los firmantes de la petición organizada por la menor, se encontraban también niños musulmanes.

Te animo a leer la noticia completa sobre nuestra pequeña luchadora en este enlace de Aciprensa

Artículo anterior22 años como inocente en el corredor de la muerte: «la fe me salvó»
Artículo siguiente[3a Meditación Novena Inmaculada] – La Anunciación, el gran Si de María, el tercer Sí.