Un misionero en el Tíbet

El sacerdote argentino Federico Highton, S.E (38 años) es fundador de la Comunidad de San Elías, dedicada a anunciar el Evangelio donde nunca fue escuchado.

Así ha desempeñado su ministerio en cercanías del Polo Norte, en algunas partes de África y en las alturas del Himalaya, en una zona donde confluyen en una cuádruple frontera la India, el Tíbet chino, Nepal y el Reino de Bután.

Desde que entró en el Seminario su vocación era llevar a Cristo al Tíbet y demás lugares remotos que nunca han sido evangelizados. A pesar de la dificultades que se encuentra vive con gran alegría su vocación.

En este artículo de AICA puedes leer más sobre este sacerdote y sus misiones