¿Y ahora qué pueden hacer las pobres monjas?

Por desgracia, en este mundo, hay personas sin escrúpulos que son capaces de robar sin compasión ninguna.

Cordópolis nos da la noticia de que un convento de clausura de hermanas Carmelitas de Córdoba ha sido saqueado. Han entrado por la noche unos ladrones y se han llevado todo el dinero que tenían reservado para comprar los ingredientes para elaborar sus dulces que venden en Navidad y  para atender algunas necesidades del convento.

¿Y ahora qué pueden hacer las pobres monjas?

Si quieres saber más sobre este robo puedes entrar en este enlace de Cordópolis