María San Gil: Vivir con Dios es un privilegio

María San Gil, cuando tenía 30 años, era secretaria del grupo del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián. En una ocasión, almorzando en un bar con Gregorio Ordóñez,  teniente de alcalde por el PP, entró un hombre encapuchado y puso una pistola sobre la cabeza de Ordóñez. «Vaya broma macabra», pensó ella durante un segundo. Resonó «un ruido seco» y salió la sangre a borbotones. Fue una experiencia durísima.

Religión en Libertad la ha entrevistado tras hacer un retiro de Emaús. De familia católica, ha tenido sus altibajos en la fe. Pero en los últimos tiempos pensaba que le faltaba algo. Le ofrecieron la posibilidad de hacer un retiro de Emaús y le ha dejado una huella muy profunda.

Ella misma comenta: «Ha sido un regalo grandísimo en mi vida, lo digo de verdad. He aprendido que vivir con Dios es un privilegio. Que Él está ahí, que hay que abrirle el corazón».

Te recomiendo que leas la entrevista completa, porque es un gran testimonio que te puede ayudar.