Irene Villa: Tú decides perdonar

El 17 de octubre de 1991 el coche en el que viajaba Irene Villa y madre salió disparado por los aires. Ella era por aquel entonces una niña de tan sólo doce años. La joven tenía sólo doce años cuando la banda terrorista de ETA puso una bomba en un atentado que podría haberle costado la vida. Irene y su madre sobrevivieron, la pequeña de doce años perdió las dos piernas y tres dedos, su madre perdió una pierna y un brazo. Ese día, para ellas fue como volver a nacer.

Lejos de hundirse, ha perdonado y ha afrontado la vida con optimismo y es un gran ejemplo de superación. Hoy es una feliz madre de familia.

Mater Mundi la ha entrevistado. No te la pierdas