Hilo de Twitter del Joven Rico

Comparto con vosotros una entrada del blog «Se llenaron de inmensa alegría» del Padre Antonio María Domenech sobre el evangelio de hoy:

Un hilo de Twitter consiste en varios párrafos independientes pero seguidos que resumen una idea. Os comparto aquí el del Evangelio del Domingo que acabo de escribir para la red social de lo breve. Lo importante no es escribirlo, ni tan solo leerlo, sino vivirlo:

Mañana contemplamos la mirada de Jesús al #JovenRico. ¿Qué tenemos que dejar nosotros para seguir al Señor? Hay riquezas que nos hacen perder muchas cosas buenas. Se trata de riquezas falsas.

¡El problema no es tener dinero o no tenerlo, sino poner en él la esperanza! El que siempre habla de sus cosas, de su dinero, de sus virtudes, de su trabajo; en el fondo, tiene su corazón pegado a sí mismo. Porque de la abundancia del corazón habla la boca

Por eso, nos avisa Jesús de que les va a ser muy difícil a los ricos entrar en el Reino de los Cielos, porque para eso debemos olvidarnos de nosotros y de nuestras cosas y poner nuestra esperanza en Dios, aunque vamos a intentar concretar

Es hermoso que podamos decir ante el “cumple los mandamientos” que lo hemos hecho desde pequeños, pero Jesús no quiere eso (aunque esté bien). Jesús quiere que seamos santos; Jesús quiere más. Pero eso es difícil para los ricos: imposible sin la gracia de Dios

Que sea necesaria la Gracia, no implica que dejemos de poner los medios para salvarnos. Se trata de actuar como si todo dependiera de nosotros, sabiendo que todo depende de Dios.

El agujero de la aguja no es el de una de coser, sino el de las puertas ojivales. Difíciles para los camellos, pero no imposibles de cruzar. Queda una posibilidad: cambiar de conducta. Tú puedes tener tu corazón en las riquezas o en tus comodidades, pero puedes cambiar hoy

Pídele ayuda a Dios, sin olvidar que aquél que da su vida recibirá cien veces más. El ciento por uno, digno de recordar muchas veces, pero sin olvidar las persecuciones. Si a Él le persiguieron, también a nosotros nos perseguirán

¡Ay, si todo el mundo habla bien de vosotros! Pero, no temáis: “Yo he vencido al mundo”, dice también el Señor, para prometer la vida eterna. Vale la pena dar la vida por Jesucristo. Hay muchas maneras de darse. De golpe o poco a poco

Depende de donde pongas el corazón, te será fácil entrar en el Reino de los Cielos, y depende de la manera en que lo hagas recibirás cien veces más. No hace falta ser misionero o Sacerdote, basta con darse al Señor. Él hace lo demás.

Un #gracias especial a todos los que han sabido dejarse y dejar tantas cosas para acercar a los demás al Señor. Un gracias a Dios por tantas personas que nos brinda por haber sabido dejar a otras. Lo importante es darse, no tener. Así, Jesús te mirará con cariño y no tendrás pena

Tendrás un tesoro en el Cielo, el ciento por uno aquí en la tierra y, si te persiguen, el Espíritu Santo hablará para defenderte. Fin del hilo, y principio del camino, del de seguir a Jesús cada día, cada hoy. Siempre. Da pues lugar a Cristo y a todo lo demás niega la entrada

El #EvangeliodelDia nos habla este #domingo de la manera de seguir al Señor, de lo que puedes dejar, de lo que renuncias, y de lo que Él da. Vale la pena.