Todos, en nuestra vida, hemos sufrido humillaciones, muchas veces terribles por múltiples causas: por nuestro aspecto, por nuestra forma de vida y, cómo no, por seguir a Cristo. Te tambalean, te hunden y crees que no vales nada

Tengo una buena noticia para ti. En este vídeo lo vas a ver cláramente: Enamórate de ti mismo, aprende a valorarte y vivirás la vida con plenitud

Mira, mira el vídeo:

Artículo anteriorA MÍ TAMBIÉN ME LLAMA
Artículo siguienteHilo de Twitter del Joven Rico