Fernando: el primer peregrino en cama adaptada

Todo es posible si nos ayudamos unos a otros. Hoy os traigo este artículo de la Voz de Galicia que es una buena muestra de esto:

Desafío Fernando es una iniciativa de la Asociación de personas con discapacidad (Anpehi) para dar la oportunidad a personas con diversidad funcional de hacer el Camino. Fernando es el protagonista de este año, tiene 38 años, parálisis cerebral, un 99 % de discapacidad y está encamado. Empezó la ruta en Sarria e hizo las cinco etapas hasta llegar al Obradoiro. No cogió carreteras ni caminos alternativos porque él y sus acompañantes querían visibilizar que «la discapacidad es una palabra más del diccionario y que no creemos en ella, creemos en las capacidades de las personas», explica Antonio Pedro, gerente y fundador de Anpehi. Otro de los objetivos era que Fernando se relacionase de verdad con todos los peregrinos de a pie. Para hacer esto Fernando tenía que ir por la ruta utilitaria por la que van todos los caminantes. «La gente se portó increíble con él», remarcaba ayer Pedro mientras varios compañeros del Camino se paraban a saludar y dar la enhorabuena al equipo de Desafío Fernando.

Esta iniciativa fue posible por la unión de la Asociación de personas con discapacidad (Anpehi) y la Asociación de Protección de personas con discapacidad de Puerto Real (Asprodeme). Un equipo de cuatro monitores, que empujaron la cama de Fernando durante todo el recorrido, y una enfermera, que lo asistió, acompañaron al protagonista de esta historia en su aventura.

Antonio Pedro, que dirigió la expedición, asegura que «no hay dificultades añadidas. El Camino es el Camino, y tienen muchas zonas malas». La asociación Anpehi ya realizó la ruta cuatro veces con personas con diversidad funcional. Los anteriores venían en silla de ruedas. Afirman en la asociación que «hay que romper una lanza a favor de los albergues porque cada vez están más adaptados para personas con movilidad reducida». Con sus desafíos quieren «luchar para mejorar nuestro entorno». Por eso «allá donde vamos intentamos contaminar un poco el entorno de esa mentalidad inclusiva para todo el mundo». Una de sus metas es que «todo sea accesible para todo el mundo, independientemente de su condición física, de género o incluso de su religión».

El artículo también puedes leerlo aquí: Desafío Fernando